Generación X

Cursos “Generaciones Wellness”: La Generación X, siempre estresada por falta de tiempo

La generación X son las personas nacidas entre 1971 y 1981, por lo que tienen actualmente, entre 37 y 51 años.
La falta de tiempo es su mayor preocupación. Es típico escuchar la frase “no me da la vida”.

Dicen:
“No me da la vida” cuando se levantan pronto para ir a trabajar, y en muchos casos, llevar antes a los niños al colegio. A las 10 ya están sin energía.
No me da la vida” cuando muchos están viviendo la adolescencia de sus hijos e hijas, que, como sabemos, suele ser complicada, pues parece que nos comunicamos de manera diferente. Hables lo que hables, lo entienden a su manera, y al revés.
“No me da la vida” cuando otros, por otro lado, deben cuidar a sus padres también.
Si le sumamos la presión de la autoexigencia, también a nivel laboral, donde el estrés es algo con lo que conviven a diario, entonces, es cuando “no les da la vida”.
No hay tiempo, para amigos, ni mucho menos, para el autocuidado. Es verdad que muchos van al gimnasio, pero muchos otros, ni siquiera, comen bien. Si nos referimos al autocuidado psicológico y mental, es cierto que poco se visibiliza el hecho de ir al psicólogo. No hay tiempo. Para ellos, es primordial la familia y amigos, y en muchos casos, ellos mismos son los últimos en su escala de prioridad.
Qué equivocados estamos al pensar que “no me da la vida”. La vida es levantarse cada día agradeciendo. Vivir el presente es el mejor regalo. La Generación X debe aprender a gestionar los pensamientos llenos de preocupación, y cambiar el hábito hacia el pensamiento positivo. Una vez dado este primer paso, la vida se ralentiza, se vive en presencia, cada minuto, en el aquí y el ahora. La vida da, la vida regala momentos, y no se va si dejas de usar el piloto automático y la queja.

Generación X, cómo aprender a cambiar el chip

En nuestros cursos “Generaciones Wellness” se aprende a gestionar los pensamientos y a cambiar el chip para vivir en plena consciencia, agradeciendo cada minuto, con nuevos hábitos más saludables. La vida entonces, nos da para vivirla.

Por: Mónica Gutiérrez Monereo – Consultora de Salud y Bienestar.

Share
Ir arriba