Los juegos del hambre: Generación Z

Blog del Observatorio Generación & Talento
Los juegos del hambre: Generación Z

Los juegos del hambre: Generación Z

Por: Jesús Labrador. Director Master Universitario en Recursos Humanos de lCADE – Universidad de Comillas

Jesús LabradorUnos jóvenes son enviados a una siniestra competición en la que deberán luchar a muerte para sobrevivir, esta es la idea básica con la que arranca uno de los ultimo éxitos de la literatura y el cine para adolescentes, y esta fue la metáfora que utilizó una joven palentina para describir la situación en la que se encuentran en su inserción al mercado laboral.

Carrera universitaria, master, inglés, buen manejo de Excel y otras muchas herramientas. Rápida para encontrar formación y tutoriales en Google, por tanto, con una buena capacidad de aprendizaje y adaptación…  y con todo ello va por su tercera beca de colaboración en tres diferentes compañías con una remuneración que no llega a los 900 euros.

Aun así, se reconoce una privilegiada, por fin, el próximo septiembre le hacen un contrato, por fin el próximo septiembre podrá entrar en las reuniones de su equipo, participar en los planes de formación y tener objetivos y metas claros y definidos. En sus gesto y actitudes hay orgullo, ha conseguido sobrevivir, pero también hay reproche y enfado hacia nosotros, los que hemos acabado organizando estos juegos del hambre tan competitivos y crueles.

Cuando me explica toda esta situación, no puedo dejan de pensar en aquellos que caen o que ni siquiera han llegado a poder participar en los juegos, cómo no reconocer en todos esos jóvenes no tan privilegiados mucha de la indignación que preside los nuevos eslóganes políticos que tanto están triunfado.

Es sorprendente lo conscientes que son, a sus 22 años, de que muchos de los puestos laborales que existen hoy en muy poco tiempo habrán desaparecido, y que ante eso lo que hay que hacer es tener un plan b o incluso un plan c.

Adaptabilidad y ausencia de miedo son las características más llamativas de estos jóvenes recién licenciados. Sometidos a una gran presión no sólo por parte de sus familias, también de las redes sociales que están creando una nueva mitología del satartup founder, que muestra en ese escaparate universal su mejor sonrisa con los laureles del triunfo.  Presionados también, hay que volverlo a señalarlo, por unas condiciones estructurales de supresión de puestos de trabajo.

Con esas condiciones vemos como estos jóvenes, encarnación de un futuro incierto y ambiguo sacan lo mejor de sí mismos, y también lo peor, para comenzar carreras profesionales también muy inciertas y volátiles.

Es el momento de parar y pensar. Quizá estemos a tiempo de mejorar su preparación y de darles mejores herramientas para superar todos esos obstáculos, pero no me estoy refiriendo a herramientas técnicas, esas están en Google.

Creo que el futuro pasa por ayudarles a conocerse a sí mismos. Echarles una mano para que se vertebren en base a códigos y principios críticos, reflexivos y autónomos. Ayudémosles a que distingan entre lo esencial y lo accidental. Estemos cerca, soportemos sus reproches y hablemos con ellos. Hablar, hablar, hablar y pensar.

Gramática, dialéctica y retórica; aderezado de buena mayéutica

Share

Deja un comentario

Loading…