La formación, clave para eliminar la brecha digital del talento

Carmen Alba, Directora Académica del Schiller Institute of Business Technology in partnership with IBM

“Soy mayor, no idiota”. Con esta frase tan simple como contundente, el valenciano Carlos San Juan ha conseguido no solo doblegar a la banca para que no se olviden de sus clientes más antiguos, sino poner de manifiesto el abandono de la sociedad digital de una gran parte de la población.  Y es que solo el 33% de las personas entre 55 y 74 años posee habilidades digitales, según un estudio reciente de la Fundación Seres.

Solo el 33% de las personas entre 55 y 74 años posee habilidades digitales

En el ámbito laboral, la digitalización se ha visto acelerada por la pandemia, que nos ha obligado a poner a punto nuestras habilidades digitales en casi todos los ámbitos de nuestra vida. Desde los comerciantes que para vender alfombras, lavadoras o churros han recurrido a  Tik Tok hasta la directiva que busca averiguar el comportamiento de sus consumidores mediante el uso de la inteligencia artificial y el análisis de datos, apenas hay ya un solo trabajo que no se vea afectado por la digitalización. Si se cumplen las expectativas del plan de recuperación del Gobierno, la digitalización será el centro de nuestra vida económica y social para 2025, lo que podría contribuir a ahondar aun más esa brecha digital.

Ambas realidades, la digitalización creciente de la sociedad y la brecha digital de los mayores de 55 años, sitúan al talento senior en una clara posición de desventaja, y dificultan enormemente la tan necesaria diversidad de las organizaciones. Además, si tenemos en cuenta la cada vez más longeva esperanza de vida de la población actual y la decreciente tasa demográfica, nos plantea un problema social al que necesitamos dar respuesta con urgencia.

La transformación digital nos exige tener competencias, educación y formación digitales

La transformación digital nos exige tener competencias, educación y formación digitales. Porque si queremos seguir siendo parte del mercado de trabajo necesitamos ser capaces de entender y trabajar con las máquinas, con los robots y con los algoritmos. El upskilling, la adquisición de nuevas habilidades y competencias para nuestro trabajo actual, y el reskilling- la adquisición de competencias para nuevos trabajos, adquieren en el ámbito digital una importancia fundamental. Según el estudio de IBM,“The Enterprise Guide to Closing the Skills Gap”, 120 millones de trabajadores en las 10 economías más grandes necesitarán ser capacitados en los próximos tres años para adaptarse a las necesidades de formación digital que demanda el mercado.

Que el talento, senior o no, no se quede atrás en esta transformación digital de la sociedad y la empresa, es uno de nuestros objetivos en el Schiller Institute of Business Technology in partnership with IBM. Nuestros programas proporcionan una formación muy práctica que permite a los participantes adentrase en el mundo de la Inteligencia Artificial, Ciberseguridad, Business Analytics y Big Data, e integrar desde el primer momento estos conocimientos en su actividad laboral.

Para que ser mayor e “idiota” digitalmente nunca tengan que ir juntos en la misma frase.

Foto portada: www.freepik.com

 

Share
Ir arriba